#portada Entrevista a Julio Carrasco

Un escritor romántico, tenaz y humilde. Guerrero del amor.
Pese a no haber tenido la posibilidad de estidiar, nada le impidió convertirse en escritor.
Su mayor ambición es que la gente lo conozco y pueda leer sus historias.
Julio Carrasco

Julio Carrasco

Conversamos con Julio Carrasco.

¿De dónde eres? 

Nací un 10 de Agosto del 67, en casa, con ayuda de una vecina que era partera. Se podría decir que soy genuino de La Paz, porque nunca hubo maternidad.

¿De pequeño leías? ¿Qué?

Te diría que desde chiquito ya tenía interés por la lectura. Por ejemplo, los libros escolares, me encantaban los poemas de Juana de Ibarbourou. La adoro, es genial, para mí la mejor.

Me acuerdo que me marcó mucho uno de sus poemas, “La higuera”…

¿Cómo está compuesta tu familia?

Vivo con mi esposa, con la que estoy hace 25 años, y 5 hijos. Los tres más grandes ya están criados, tienen 26, 24 y 21. Igual siguen viviendo en casa. Los más chicos uno cumple 18 y la nena, que es mi princesa, tiene 13.

A mi esposa la conocí cuando teníamos ella 18 y yo 24. En un baile, me dio su número de teléfono (imagínate que no había teléfonos celulares), y como no tenía nada para anotar lo tuve que memorizar, para recién llamarla el lunes al trabajo.

No sé cómo hice para memorizarlo después de una cervecita (risas), pero sabía que si lo perdía seguramente no la veía más, porque no me había contado ni dónde vivía. Lo único que tenía era ese recuerdo del número, que fui recitando todo el camino para no olvidarlo hasta llegar a casa, enseguida lo anoté, al toque el lunes el llame.

Quedamos en vernos el sábado, y a los dos meses estábamos viviendo juntos, una locura. Yo hasta ese momento vivía con mis padres, no conocía el mundo. Yo conocía lo que salía con mis amigos, la farra. Pero de la vida y las responsabilidades no sabía nada. Nos embarcamos en esa aventura. Empezamos de cero, en una pieza de 3×2 con lo puesto. Yo tenía mi cama de una  plaza y ella la suya, que juntamos para hacer la cama matrimonial. Teníamos una garrafa de 3 kg. sobre un banco que me fabrique mientras trabajaba en la construcción. Solo eso, no teníamos ni donde sentarnos.

Hoy en día es mi señora y la mujer que amo con toda mi vida, con toda mi alma. Tuvimos algunos altibajos en el camino, como toda pareja. En 2010 después de conversar civilizadamente como debe ser, llegamos  a la conclusión de que teníamos que darnos un tiempo. Porque lastimarnos no lo íbamos a hacer, seguir conviviendo para lastimarnos jamás. Nos dimos ese tiempo, pero a los 2 meses, volvimos otra vez. No podíamos vivir el uno sin el otro. El año pasado cuando cumplimos 25 años de convivir, nos casamos.

¿Cómo tomas la escritura?

Trabajo en un vivero de Melilla, y me dedico a la escritura en mis tiempo libres, es un cable a tierra.

Soy una persona que necesita un momento de soledad en el día. Cuando llego de trabajar si puedo me gusta estar en mi cuarto, con mis libros y mis cuadernolas. Porque tengo cuadernolas, escribo todo a mano. No tengo computadora solo cuadernolas y carpetas. Escribo, tacho y borro, o arranco la hoja y empiezo de vuelta…

¿Qué es para vos la poesía?

La verdad no sé qué contestarte, no le encuentro definición. Siempre digo que es un estado de ánimo. Claro seguramente tiene definición académica pero no lo tomo como una actividad intelectual, sino como un sentir, expresar lo que siento y plasmarlo en un papel….

En la faceta de escritor, ¿Qué es lo más satisfactorio?

Haber publicado un libro me dio una satisfacción impresionante. Te incentiva, me motivó a seguir escribiendo. Por ahí no con aspiraciones económicas, pero sí que la gente me conozca. Me encantaría que las personas conocieran mis historias. Esa sería mi mayor satisfacción…

 “El amor no es puro verso”

Libro Julio Carrasco

Libro

El título “El amor no es puro verso” tiene dos sentidos. Por un lado es una dedicatoria a mi historia de amor, una manera de homenajear los momentos que hemos pasado con mi esposa. Y el otro para decirle a Arjona que está equivocado. ¿Conoces la canción ‘El amor’?. Dice: …” el amor es un ingrato que te eleva por un rato…” Es bastante conocida.

Como rebeldía, si pudiera contestarle, le diría: no Arjona, no te equivoques. Nosotros somos los ingratos, porque conocemos una persona, nos enamoramos. Al comienzo es todo hermoso lo levantamos con las manos, lo mimamos y cuidamos. Luego de un tiempo de convivir, comienza la duda, de que una señora metiche llamada “rutina” se está entrometiendo en nuestras vidas. Tenemos ese pensamiento. Ahí ya bajamos un brazo; al amor lo tenemos allá todavía, pero tambaleante. Más adelante, con la rutina definitivamente en nuestras relaciones, bajamos el otro brazo, y el amor se hace añicos contra el piso. O sea, podes cantarle al amor de distintas maneras, pero decir que el amor tiene culpa de nuestros errores, me parece que no.

A un poeta que tiene canciones o poemas de amor no le cabe eso…

¿En qué otros proyectos estás trabajando?

Me propuse este año concluir todo lo que tenía pendiente.

Estoy terminando una novela que comencé hace más de 20 años, y retomé el año pasado. Y claro, tuve que ir aggiornandome e ir cambiando cosas; cuando comencé esa historia no existía celular ni nada, muchas acciones y costumbres han cambiado.

Es una novela policial, que transcurre en La Paz. Es mi proyecto más ambicioso, en el buen sentido. Si logro escribir una novela desarrollada en una ciudad chiquita como es La Paz, y al final el lector dice: ¡Está bien!, soy el hombre más feliz, será mi mayor satisfacción.

Termine las poesías con las que complete “El Amor no es Puro Verso”. Varias quedaron para el próximo libro, que va con una historia corta también (transcurrida en Las Piedras); pienso que para junio o Julio va a salir.

¿Cómo se consigue el libro?

Se pueden comunicar por la fan page en Facebook: El amor no es puro verso que se los arrimo, con dedicatoria incluida. (Risas)

¿Algo más que quieras decir?

Agradecer a María Fernanda de la editorial Cuenta, Imagina y Crea, que me abrió las puertas, y ahora me sigue promocionando, haciendo fuerza, le agradezco infinitamente.

A la gente del Grupo Expresate, que me organizaron el evento para mostrar el libro; o sea ni me conocían, y organizaron todo. Me quede sin palabras, muchísimas gracias. Espero en algún momento poder retribuirles en parte, sé que todo va a ser imposible.

Y agradecerles a ustedes, un honor que me hayan invitado.

N de R: Muchas gracias a vos Julio por habernos brindado este tiempo, y ¡muchos exitos.!

FICHA DEL LIBRO

  • Autor: Julio Carrasco
  • El Amor no es puro verso
  • Editorial: Cuenta, Imagina y Crea.
  • Año 2018
  • Precio $200

Leé la entrevista completa en Revista Canaria ABRIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *